• Soporte

Carta de un hijo a su papá escolta

Es difícil para mí ver un arma en tu cinto, doloroso y difícil papá, en un país con tantas desigualdades y violencia, cuidar la vida es una gran meta, no te niego que temo por ti, pero tu corazón valiente me llena de fuerzas para sentirte cercano todos los días.


Papá, no puedo imaginar perderte, pero tu decisión es fuerte y tus principios innegociables, proteger la vida de otros es tu misión y a pesar de tus ausencias, mi orgullo es enorme al sentirte humano, valiente y sobre todo héroe.

Esa navidad que no estuviste y ese cumpleaños dónde te “tocó ir de comisión” y no pudimos festejarte, son la muestra más enorme de tu amor por tu profesión, los días que compartimos, los vivimos al máximo, la vida es corta papi y deseo disfrutar de tu experiencia, tus consejos, tus cosquillas y hasta tus regaños.

Papá, sé que a veces somos duros contigo, tenemos celos de tu atención y tu tiempo, sufrimos los incidentes que pueden ocurrir y valoramos enormemente cuando antes de salir el sol, y luego de tomar un tintico cargado, sales a luchar por la vida, por nosotros y por nuestro bienestar.

Es difícil para mí ver un arma en tu cinto, doloroso y difícil papá, en un país con tantas desigualdades y violencia, cuidar la vida es una gran meta, no te niego que temo por ti, pero tu corazón valiente me llena de fuerzas para sentirte cercano todos los días.

A veces te llamo y no puedes contestar, insisto y me pongo intenso, pido disculpas por eso, solo quería llamar tu atención porque eres importante para mí.

En las noches, me vence el sueño, quiero pedirte perdón por eso, por no esperarte, hago esfuerzos por no dormirme y mis ojos se cierran, pero sé que, al llegar, siento tu beso en mi frente y tus manos acomodando mi cobija, tus manos están ahí para bendecirme al final de cada día. A veces me desarropo a propósito y sé que siempre vigilas constante que estemos bien, es muy hermoso sentir que nos proteges porque tu instinto de protector lo tienes a flor de piel.

Papá ¡Gracias! Por ser luz a tantas vidas, por ser guía a tantos corazones y por cada día traer bendición a nuestra familia.

Te amo papá, papá escolta, papá protector, papá cuidador de vidas.

Escrito por Claudia Yurley Quintero

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020 by Anne Frank ONG Colombia |  Terms of Use  |   Privacy Policy